De todos los días

A veces creemos o tenemos tan altas expectativas de la felicidad. Siempre vamos buscando en grandes proyectos, metas, sueños, que hasta no alcanzar nunca seremos felices, así lo comprendemos. Y la realidad es que nunca seremos felices hasta entender que en el día, en las personas, en las pequeñas acciones hay un acto de bondad, hay pequeños milagros, hay impactos en las personas que nos rodean y hay regalos que Dios nos hace.

Vía Pinterest
 Con cariño, 
Vianey

2 comentarios:

  1. Que bonito! Lo compartire en mi FB ;)

    ResponderEliminar
  2. MUY PADRE GRACIAS VIANEY POR LOS CONSEJOS LOS TOMARE EN CUENTA AUNQUE NO TE CONOZCA..

    ResponderEliminar