3 cosas por las que las mujeres no deberían de disculparse…


Hace días leí un artículo que me trajo pensando por días, de un tiempo para acá todo el tema feminista me ha llamado la atención, y este articulo eran nueve cosas por las que las mujeres no deberían de disculparse. Y tengo que confesar que mi inquietud nació porque yo estuve equivocada por mucho tiempo con este tema, ¿Por qué? Porque pensaba que ser feminista era algo como odiar a los hombres, no poder ser femenina, y otras cosas que la verdad suenan un poco ignorante y ya me da algo de pena jeje. Pero conforme fui leyendo e investigando, me di cuenta de que el término significa mucho para una mujer como yo. Una mujer que tuvo la oportunidad de ir a la escuela y tener una carrera profesional. Que puede exigir y hacer valer sus derechos. Son cosas que damos por sentado pero no valoramos la lucha que mujeres que pasaron antes que nosotras tuvieron que tener. Y aun creo que existen mujeres que hacen una gran labor por muchas de nosotras. Como dice Amy Poehler acerca de las mujeres que rechazan el feminismo: “Es como una persona que no crea en carros, pero maneja uno y adora como las lleva a lugares y hace que su vida sea mucho más fácil, básicamente no sé qué haría sin él”. Es exactamente como me sentí cuando me di cuenta del término real del feminismo. Ahora con esto, podrán entender como me sentí el día que me di cuenta que estaba gozando todos los “beneficios” pero no era capaz de “etiquetarme”.

Cuando leí este articulo me impacto, y es que no es como que vamos por la vida pidiendo disculpas públicamente, pero si nos sentimos o hemos sentido mal por ciertas acciones muy propias de nosotras las mujeres. Y no es mi intención dar una definición pero si mostrar ejemplos, o como es el caso del día de hoy 3 cosas por las que las mujeres no deberían de disculparse. Es como mi feminismo 101

Una mujer no debería de disculparse por,

Ser exitosa. Una mujer puede ser trabajadora, exitosa o poderosa (o todo a la vez). Y puede tener un compañero, puede ser mama o no. Puede tomar sus decisiones. Lo que está mal y que tal vez no nos damos cuenta es que podemos ser todo a la vez. Pensamos que tenemos que sacrificar algo, puede que no lo admitamos pero sucede. Creemos que para ser mama tenemos que sacrificar nuestros sueños profesionales, o que si nos casamos no podemos estar a la “par” de nuestra pareja. Y lo mejor de todo es que si podemos. Tenemos los mismos derechos del hombre para poder hacerlo. Podemos ser exitosas y estar acompañadas, podemos ser exitosas y llegar a casa y ser las amas de nuestra casa. Lo podemos hacer todo, o no, como nosotros lo decidamos. La idea es que tenemos la opción. Así que no sientas que algo va a tener que ser sacrificado mejor piensa en tus opciones y elige. Recuerda que puedes elegir más de una opción.
Busca un hombre, y todos los que te rodean, que sean personas que te impulsen, que te invite a ser, o intentar, todo lo que has soñado a ser. El mejor poder que tienes es el de decidir.


No ser como las otras chicas. La presión que existe hoy en día sobre la imagen, o lo que una mujer debería de lucir o ser, es cada vez más fuerte. Y podríamos pensar que no. Que las mujeres somos cada vez más libres, pero en realidad también somos más competitivas. Y lo triste es que somos competitivas con estándares que no nos corresponden, y no nos corresponden porque nos alejan de nuestra autenticidad. Nos sentimos presionadas por el peso, por lo que la otra hace, por no poder salir sin maquillaje. El punto es sentirnos mal. Y si decidimos no hacerlo debemos de “disculparnos”, claro inconscientemente.Encuentra eso que te hace diferente y hazlo muy tuyo. 



Por ser real. No sería lo mejor ser nosotras mismas, reales y capaces de equivocarnos. El permitirnos equivocarnos nos hace más humanos. Pero en cambio caemos en actos no tan dignos para pretender ser algo que no somos, pero que tal vez los demás esperan de nosotros. Lo auténtico nunca dejara de ser atractivo, aun con errores e imperfecciones. No tenemos que sentirnos mal por ser nosotras mismas. Ahora aquí es muy importante mencionar: El hecho de ser tu tampoco te da derecho de ofender o no respetar las ideas de los demás. Se vale ser tú, se vale ser libre y tener creencias, pero también se vale respetar a los que no piensan como tú. Se real, pero también se educada. No por los demás, sino por ti misma. 

Con cariño, 
Vianey

4 comentarios:

  1. ¿Sabes? creo que todo empieza por aceptarnos y darnos cuenta de lo que somos y donde estamos para poder construir un rumbo, amo ser mujer, sobra decir que es un tema muy interesante y la forma en que lo abordas me parece muy fresco.
    Linda noche, hermosa.

    ichbinsil.blogspot.mx

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien pensaba como tu respecto al feminismo, y estaba equivocadisima. Una cosa que me hizo verlo tambien fue un discurso que dio Enma Watson hace ya unos meses, en el que definian muy bien el porque de ser feminista.

    Me ha gustado mucho la entrada
    un besito

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado el post y tienes toda la razón. Debemos valorar y pensar que cada una somos diferentes ni mejor ni peor que otras

    un beso!
    El tocador de Mia

    ResponderEliminar
  4. Hola preciosa!
    Acabo de descubrir tu blog y me encanta!
    Esta publicación tiene mucha razón!

    Un besote

    ResponderEliminar