¿Cómo activar tu espíritu navideño?


He tenido muy abandonado el blog, y no ha sido porque lo haya olvidado o algo parecido. La cuestión es que estas fechas se llenaron de trabajo, fiestas, proyectos, compromisos, y uno que otro viaje por carretera. Y la verdad por algunos momentos (¡o muchos!) pensé en quejarme. Pero hoy amanecí positiva y en vez de quejarme por “no tener tiempo”, decidí dar gracias. Gracias por que tengo trabajo, familia y amigos que visitar e ideas en que trabajar. Si alguna vez te has sentido así, te recomiendo darle un giro a la situación porque quejándonos no avanzaremos –lo aprendí a la mala, no se crean que soy experta en esto- así que hoy es de esos días que dije: ¡vamos a ponernos una meta a pequeño plazo, en vez de lamentarnos! No todos los días es así, cabe aclarar - hay veces que me dan ganas de tirar la toalla - ¡pero es que hoy me di cuenta que estamos a 7 días de noche buena!

Bueno, lo que me propuse es hacer 7 entradas chiquitas para el blog, pero todas en un tono festivo. Esto me hace mucha ilusión porque los que me conocen saben que amo esta época, y aunque ahorita no he podido estar muy “festiva”, no quería dejar pasar esta época para platicar –porque me encanta platicar – de la navidad, hacer recomendaciones y compartir.

Si te consideras un grinch pero te sientes tentado ante el espíritu navideño, estos pequeños pasos pueden ayudarte a entrar en ambiente:

Lo primero que necesitas es encontrar un buen playlist navideño.

Ya que tienes el playlist navideño, tienes que dejar de pensar en “lo que demás puedan pensar”. 

No tiene nada de malo que te guste la navidad. 

Deja de pensar en que es una época materialista, estoy de acuerdo que es una época de gastos pero al final no se trata sólo de esto – y si piensas que sí, tal vez debas de reconsiderar – más que recibir, se trata de dar aquellos que tanto hacen por ti y con quien te sientes agradecimiento. Además, no son los regalos.

Si te gusta la época pero no le encuentras mucho sentido, puedes recordar que más que santa, las posadas y el intercambio de regalo, se trata de la espera de nuestro salvador. Si no eres muy religioso, ¡no importa! Piensa que es una época de esperanza y asombro.


Permítete ser como un niño.

Prepara algo de chocolate caliente y comparte con alguien.

Estos son pequeños pasos que pueden ayudarte si tu espíritu navideño esta un poco decaído :)

Estoy muy emocionada por estos 7 posts que estaré preparando y aunque la presión y el trabajo no  bajan, no quiero que esta época pase desapercibida en el blog, así que por ¡aquí andaré!

Cuéntame, ¡¿Qué planes tienes para estas fechas?!


Con cariño, 
Vi

1 comentario:

  1. LA verdad es que debes de dar gracias por tener trabajo... a mi estas navidades mi jefe me ha dejado tirada y no trabajo algo que me ha dejado un palo tremendo
    Un beso!
    El tocador de Mia.

    ResponderEliminar