Adiós 2014

2014 me dio tanto, que por siempre estaré agradecida. Este año vi, conocí y me convertí. Muchas bendiciones y sueños se quedan conmigo. Pise nuevos lugares que me hicieron una mujer diferente. Camine hacia al altar y los brazos del amor de mi vida. Hice picnic en central park. Me puse el primer y último vestido de novia. Me despedí de un hombre que admirare por el resto de mis días y me siento tan orgullosa de llamar mi abuelo. Aprecie la vida, imperfecta como es. Llegaron personas nuevas a mi vida. Baile. Renuncie a un trabajo con el que ganaba dinero pero no me hacía feliz. Acepte un trabajo por el cual no gano ni un peso y soy totalmente feliz. Perdone. Me tatué la palabra “Ohana”, que significa familia. Supere viejos miedos. Enfrente nuevos miedos. Me equivoque. Aprendí. Hice nuevos amigos. Entregue mi corazón y no lo espero de vuelta. Vi “tienes un email” 9 veces. Conocí nueva música. Me perdí entre letras ajenas. Perdimos a Banana, integrante fiel de nuestra familia por 10 años. Escuche misa en la catedral de San Patricio. Descubrí el tipo de persona que quiero ser. Y me convencí de mi fe, de mi amor hacia Dios y le entregue mi vida, lo descubrí en varias miradas y me hablo a través de muchas personas. Tantas cosas que pasaron que sería imposible enlistarlas todas, pero lo importante es que estoy lista para lo que el 2015 me tenga preparado, de la mano de Dios. ¿Y tú qué tal?...


Con cariño,
Vianey

2 comentarios:

  1. Me encanta como has contado las cosas que te han pasado este año, me encanta que te hayas tatuado esa palabra y que fueras al altar ^__^

    ¡feliz año 2015!
    Un besito grande
    www.doblebelleza.com

    ResponderEliminar